Hands

dissabte, 3 de març de 2012

Visibilizar y valorar los cuidados



Hoy se presenta en Madrid, la campaña impulsada por InteRed y cofinanciada por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), “Actúa con cuidados. Transforma la realidad”.

Con esta campaña, se pretende fomentar la reflexión sobre en qué sociedad vivimos, y plantea generar un cambio que promueva un nuevo modelo de desarrollo basado en la ética del cuidado y el pleno disfrute de los derechos humanos de todas las personas(...)
Llamamos cuidados a todas esas actividades (alimentarnos, sanarnos cuando hace falta, atender a personas enfermas, cuidar de bebés, de un amigo o del medioambiente) que se deben llevar a cabo para proseguir, reparar y mantenernos con el objeto de vivir en este mundo lo mejor posible.
Los cuidados constituyen un elemento clave para el desarrollo social y son en la actualidad la base “invisible” del sistema socio-económico, cuando la realidad es que si llegaramos a valorizar el trabajo no remunerado en España, supondría el 69,71% del PIB; entorno al 80% de ese trabajo lo hacen las mujeres, según un informe de Mª Angeles Durán para el Instituto de la Mujer.

Las “cuidadoras”

Tradicionalmente los cuidados han estado en la esfera de lo privado, lo gratuito y lo invisible y asumido obligatoriamente por las mujeres. (...) Son horas y horas de trabajo invisible que no es valorado, ni pagado pero que beneficia a toda la sociedad delegando a las mujeres toda la responsabilidad del trabajo de los cuidados de la familia y el doméstico.
A través de la presente campaña, se quiere visibilizar y valorar los cuidados como imprescindibles para el sostenimiento de la vida y las sociedades y resaltar el desigual impacto que tiene la organización social de los cuidados. (...)
Se plantea un nuevo modelo de desarrollo cuya meta es lograr que las personas sean el centro y se asuma una responsabilidad colectiva de los cuidados donde estén implicados el Estado reconociendo a los “cuidados” como cuarto pilar del estado de bienestar y con políticas públicas que lo favorezcan; las empresas con flexibilización de horarios, contribución de guarderías, o la creación de un fondo de garantía para los cuidados (similar al fondo de desempleo o jubilación); y los hombres y su deber de comprometerse con los trabajos de los cuidados.

¿Para qué esta campaña?

- Para que los trabajos de cuidados, tradicionalmente considerados como femeninos y asumidos por las mujeres, se reconozcan y se valoren como lo que son: fundamentales para el sostenimiento de la vida y para que funcione cualquier sociedad.
- Para que el Estado, empresas, comunidades, hombres, niños y adolescentes, asuman la parte de responsabilidad colectiva que tienen en el reparto de tareas familiares y domésticas, que las mujeres han dejado de realizar.
- Para que no se vulneren los derechos de mujeres y niñas en los países empobrecidos, como consecuencia de la obligación de asumir el cuidado de los demás.
 - Para que los centros educativos y sus entornos se conviertan en espacios sostenibles y sean reconocidos públicamente como tales, incorporando la ética del cuidado en sus ámbitos de trabajo y en sus programas curriculares.
En esta campaña, que se trabajará en centros educativos con jóvenes de secundaria y bachillerato, partimos de nuestro compromiso por contribuir al pleno disfrute de los derechos humanos de las mujeres y los hombres. Nos basamos en nuestro recorrido y experiencias en campañas anteriores y en nuestro trabajo diario desde cooperación y educación para el desarrollo para reducir las desigualdades, en especial las desigualdades de género.













Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada