Hands

dijous, 15 de març de 2012

La cultura aún está en manos de hombres


Llegas al banco a pedir un préstamo y te preguntan por tu marido. Tienes un hijo y tus compañeros de profesión te comentan eso de “¡Ah, bueno, que ahora tienes un niño!”, como queriéndote decir que no estás rindiendo igual.
Eres directora de cine –en el siglo XXI– y te piden, como todos los meses de marzo, que formes parte de un festival en el que se pretende sensibilizar a la sociedad de que las mujeres también trabajan y que lo pueden hacer igual –o mejor– que los hombres.
Eres madre junto a tu pareja, que es también mujer, y te inscriben en el registro civil como “padre” de la criatura porque los formularios aún no se han adaptado a la vida actual, la única que existe. Abres una puerta y cuatro señores se detienen de golpe, amablemente, para dejarte paso.
¿Podemos afirmar que no vivimos en un mundo de hombres?
Para responder a esta pregunta hemos charlado con 4 mujeres del panorama cultural español que –según afirman– han tenido que esforzarse más que ellos por el mero hecho de haber nacido mujeres: Paula Ortiz, directora de cine; Amparo Sánchez, cantante y compositora; Carmela García, fotógrafa; e Inma Chacón, escritora.

"Los proyectos artísticos más importantes recaen en los hombres"

Carmela García tiene 47 años. Es una de las fotógrafas más reconocidas del panorama artístico español y expone habitualmente en la Galería Juana de Aizpuru(Madrid).
Su máximo interés siempre ha sido –y sigue siendo– representar a la mujer en el Arte como sujeto activo. Su último proyecto, que se ha visto hace unas semanas en la Feria Arco y que se expone actualmente en Lisboa, ha sido crear una ficción sobre los paneles de San Vicente de Fora, que datan del siglo XV. García reunió y fotografió a las mejores pintoras portuguesas actuales, que representan a la descendencia del desconocido autor de esos paneles.
“Mi insistencia en retratar el mundo femenino tiene que ver con el posicionamiento que tengo ante el mundo como mujer. En mi caso, ser mujer ha sido un condicionante que ha marcado mi forma de ver la vida”, explica la lanzaroteña. “Porque claro, naces en un país sexista, en una familia tradicional y… éstos son condicionantes obvios. Y si naces en el 64, como yo, te tienes que posicionar. A mi padre no le pareció bien que fuera fotógrafa. No le faltaba razón, ¿eh?” (lanza una carcajada).
Los proyectos artísticos más importantes recaen siempre en manos de hombres, apuntilla Carmela García
Pero no sólo haber nacido mujer en un determinado círculo familiar ha hecho que esta artista, afortunadamente, haya creado lo que ha creado. García está convencida de que los artistas tienen siempre razones personales para hacer determinadas cosas. “La autorepresentación también está ahí. De hecho, mucha gente cree que soy yo la que aparezco en las fotos”.
Sobre la discriminación que sufren las mujeres, García lo tiene claro: “La sigue habiendo, claro que sí. Los proyectos artísticos más importantes de este país recaen siempre en manos de hombres”.
Y nos cuenta su experiencia personal como madre: “La visión que los demás tienen hacia ti cuando eres madre cambia. A mí me comentan eso de que “ah, claro que ahora tienes un hijo”.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada