Hands

dissabte, 31 de març de 2012

«Las mujeres nos ponemos trabas propias familiares y emocionales»


Presidenta de la Federación de Empresarias y Directivas de Asturias (FEDA). Busca renovar la entidad con la incorporación de más socias y la creación de planes formativos especializados
La empresaria Belén Fernández. ARMANDO ÁLVAREZLa empresaria Belén Fernández. ARMANDO ÁLVAREZ
La presidenta de la Federación de Empresarias y Directivas de Asturias (FEDA), Belén Fernández, presentó ante un centenar de hombres y mujeres la nueva imagen de FEDA, que busca dar visibilidad a la mujer en los puestos de dirección. (...) Ya son 132 mujeres, pero buscan ser más.
¿Cómo es la nueva FEDA? Es una Federación más dinámica, y moderna. Los valores siguen siendo los mismos, pero estamos construyendo una Federación que visibilice más a la mujer empresaria, directiva, y que apoye más a las chicas jóvenes que pueden ser predirectivas, o que puedan tener interés en el emprendimiento.
¿De qué forma se va a dinamizar? Con una formación muy específica para mujeres de alto nivel y cualificación, y vamos a interactuar con las grandes empresas y Pymes de Asturias y de fuera, para poner en valor a esas mujeres que forman parte del tejido productivo.
¿En qué consiste el nuevo plan estratégico? Estando en crisis es complicado definirlo y tenerlo cerrado, pero consiste en aglutinar a más mujeres en torno a la federación, impulsar y ayudar a las mujeres para que pierdan el miedo a emprender y participar en la vida empresarial asturiana, y que conozcan experiencias de otros lugares para que les sirvan de referente.
Además, van a rubricar un acuerdo con el Ayuntamiento de Gijón.
Es un acuerdo de colaboración, de hecho Gijón es la ciudad de referencia para FEDA. Las líneas del acuerdo aún esán por definir, ya que aún no está firmado.
¿Con qué obstáculos se encuentra la mujer para acceder a posiciones directivas? Los obstáculos de la visibilidad, que son totalmente sutiles, que forman parte de la cultura de nuestro entorno y que hacen que las mujeres no estén en la primera línea. Es un problema cultural y cuesta trabajo cambiar estas ideas.
¿Cómo se pueden hacer esos cambios desde su posición? Queremos que vengan hombres a nuestras charlas porque a veces las cosas no se cambian porque desconocen que se tienen que cambiar.
¿Hay mucho machismo en el mundo empresarial? Es un problema social, no un problema de empresas.
¿Y por qué crear una federación a parte de FADE? Creemos que por el hecho de ser mujeres tenemos dificultades diferentes a las de los hombres y queremos ponerlas en común.
A nivel legislativo, ¿qué se podría hacer? A nivel legislativo está todo hecho. La Ley de Igualdad es de las más avanzadas. El problema es que hay que llevarla a cabo y cambiar mentalidades. Es un problema intrínseco de la sociedad, no legal.
El mayor porcentaje de universitarios son mujeres y, sin embargo, sólo un 10% acceden a puestos de dirección. ¿La mujer tiene más trabas? Sí, y nos ponemos trabas a nosotras mismas: familiares, sociales, emocionales, del entorno, culturales, y ahí tenemos nosotras que hacer ese trabajo porque nadie lo puede hacer por nosotras.
¿Es aún una hipótesis la conciliación de la vida familiar y laboral? Quremos conciliar, pero nos cuesta trabajo ser corresponsables. Necesitamos que se corresponsabilicen con nosotras, nosotras ya conciliamos durante muchos años. Cada vez hay más hombres que, por suerte, tienen asumida esa corresponsabilidad.
¿La mujer teme llegar a puestos profesionales elevados por el temor a descuidar parte de su vida personal? Sí, es un problema de la educación que recibimos y que emocionalmente somos diferentes. Tenemos que buscar soluciones a esas diferencias emocionales y personales.
¿Está a favor de las cuotas? No nos hemos definido. Creo que hay mucho trabajo por hacer. En Alemania e Islandia se están planteado cuotas. Cuando los países grandes y avanzados lo hacen, hay que pensar que algo no funciona. La solución está en que se avance de forma natural, pero si ese avance cuesta había que imponer las cuotas.
¿Qué piensa de la reforma laboral? Algo había que hacer, y que regular. Con todo, no creo que haya peligro de que se den despidos masivos.

Fuente

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada