Hands

dissabte, 11 de febrer de 2012

Disney y los daños colaterales (1)


En pleno siglo XXI, las niñas españolas no juegan a ser médicos, astronautas, científicas, aventureras ni nada parecido, siguen queriendo ser princesas. Son las consumidoras más jóvenes, sobre las que ejerce una poderosísima influencia  la marca Princesas Disney, una de las que genera mayor riqueza a la compañía y a la que ésta dedica sus mayores esfuerzos. Según un estudio encargado por Disney a la consultora Insighters Experience, el 90 por 100 de las niñas españolas de entre 4 y 7 años prefiere disfrazarse de princesa antes que hacerlo de cualquier otra cosa.

El estudio, realizado entre 359 mujeres españolas con hijas de entre 4 y 7 años, demuestra la enorme influencia que ejercen los personajes de princesas de las películas de Disney en las niñas de nuestro país. Ellas prefieren jugar a ser princesas y, cuando comparten fantasía con su familia, el esquema es, según el informe de la compañía: “Mamá es la bruja, papá el rey y ella la princesa”, con todos los valores discriminatorios y negativos que ello conlleva. Sin embargo, y siempre según este estudio, las madres españolas consultadas “creen que jugar a las princesas sigue siendo un entretenimiento que transmite valores positivos, una diversión que implica a toda la familia y una apuesta segura por un juego que no pasa de moda”.
El marketing alrededor de Princesas Disney es impresionante. La marca es una de las que más ha crecido en los últimos años, generando ventas por valor de 4.000 millones de dólares en todo el mundo. La avalancha de productos Princesas Disney es avasallador y difícil de evitar. Se han editado más de 4.000 libros basados en las historias de las Princesas Disney, en más de 90 países, con cerca de 142 millones de unidades vendidas en los últimos cinco años. Los productos creados para la marca van desde artículos para el hogar, muñecas, ropa, disfraces y juguetes, hasta vestidos de novia inspirados en los personajes de Ariel, Bella o Tiana.
El 70 por 100 de las madres elige jugar con sus hijas a ser princesas porque es como más disfrutan con sus hijas, asegura el estudio, donde se señala que el 72 por 100 de las madres afirma que este juego las traslada a su propia infancia. “Jugar a las princesas fomenta la integración y el fortalecimiento de las relaciones familiares: mamá es la bruja, papá el rey y ella la Princesa”, asegura Disney refiriéndose al informe. Las niñas que han comprado el DVD de “Princesas Disney Favoritas” lo ven una media de 40 veces.
Disney comenzó su campaña de princesas en 1937 con la aparición de Blancanieves. Desde entonces, el modelo de personaje ha evolucionado un poco, hasta llegar a las más modernas de Rapunzel o Tiana. De acuerdo con el estudio, los valores que más destacan las madres cuando sus hijas juegan a ser princesas son los de “amistad y fidelidad de Blancanieves, el esfuerzo de Cenicienta, la sensibilidad de Aurora, la lealtad y bondad de Bella, el amor por la naturaleza de Pocahontas, la imaginación de Ariel o la independencia de Mulán”.  
El peso de esta influencia en el futuro de las niñas españolas no se analiza en el estudio, del que sí se extrae, sin embargo, la responsabilidad de las madres a la hora de elegir el ocio de sus hijas.”Para el 72 por 100 de las madres, los juegos inspirados en las Princesas Disney son los que más conectan con su propia infancia. Además, el 70 por 100 prefiere jugar a las princesas con sus hijas frente a otros personajes de moda, porque así es como más disfrutan y se sienten más cómplices con ellas. Para las madres, este juego es una manera de evadirse a través de la fantasía de su hija, recuperar su infancia y disfrutar de manera desinhibida. Y es que, jugar a las princesas fomenta la integración y el fortalecimiento de las relaciones familiares, siendo un juego en el que pueden participar todos: la niña es la princesa, mamá es la bruja, papá es el rey, la mascota es el caballo del príncipe… etc.”, asegura Disney.  Además, el estudio, según la compañía, pone de manifiesto que los juegos de las princesas “ayudan a las madres a negociar en el día a día con las niñas. El 74 por 100 de las encuestadas dicen que las princesas les facilitan mucho la convivencia y la negociación en las tareas del día a día con sus hijas a través del juego y sus personajes”.

To be continued !



Fuente

Què et sembla si et subscrius al bloc? Rebràs  gratuïtament  les novetats al teu correu i podràs donar-te de baixa quan vulguis. Ho pots fer des de la secció Seguidors que trobaràs al marge superior dret del bloc.Gràcies  

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada