Hands

dijous, 5 de gener de 2012

Espejismo de igualdad: Mujeres comunicadoras y techo de cristal

                     Sostre de vidre
Bon dia,
He pensat que seria bo anar fent un "glossari", petit diccionari, de expressions relacionades amb la igualtat de gènere. Així, cada vegada que a un artícle surti una d'aquestes paraules o expressions buscaré una definició que ens sigui útil. L'ordre serà aleatori, es a dir, com vagin sortint i no alfabètic. Avui començem amb el "sostre de vidre"
:

Es denomina així a una "superfície superior invisible" en la carrera laboral de les dones, difícil de traspassar, que impedeix que continuin avançant en un determinat moment de la seva vida laboral, generalment coincideix amb el període reproductiu. El seu caràcter d' invisibilitat ve donat pel fet que no existeixen lleis, ni dispositius socials establerts, ni codis visibles que imposin a les dones aquesta limitació, sinó que està construïda sobre altres elements difícils de detectar. (SegermanPeck, 1991; Powell, 1991; Davidson y Cooper, 1992)
El pasado día 16 de Noviembre se celebró el I Foro de Mujeres Comunicadoras, organizado en el seno del V Congreso Internacional de Periodismo en Red. Una serie de periodistas e investigadoras, entre las que destaco a Carmen SalgadoBárbara YustePilar Gómez-BorreroMar CabraMaría Arnal y Anna Paisova, hablaron sobre la importancia de Internet y las herramientas que nos ofrece, la dificultad de conciliar vida privada y profesional en una profesión como el periodismo y el denominado “techo de cristal” que existe también en esta profesión en la que encontramos muchas mujeres en la base pero pocas en puestos directivos.
Cecilia Castaño Collado dirigió en el año 2010 un proyecto de investigación sobre “Sociedad de la información en igualdad y para la igualdad. Desajuste entre participación y posición de las mujeres en la investigación y el empleo TIC”. De este estudio se publicó un libro titulado Género y TIC. Presencia, posición y políticas que centra su punto de mira en el ámbito de las TIC (tecnologías de la información y la comunicación) y concretamente en los campos de la ingeniería, la electrónica y la informática.
Algunos de sus estudios concluyen que la presencia de mujeres disminuye considerablemente en los puestos de mayor prestigio, responsabilidad o capacidad de decisión. De hecho, en el sector de las TIC, las mujeres ocupan apenas el 11% de los puestos directivos medios y superiores, cuando representan alrededor del 35% del personal técnico cualificado.

Portada del libro "Género y TIC. Presencia posición y políticas", dirigido por Cecilia Castaño
Portada del libro “Género y TIC. Presencia posición y políticas”, dirigido por Cecilia Castaño
Una de las razones que explica esta situación es la planificación de las carreras profesionales de espaldas al ciclo vital de las personas. Este ciclo vital, en muchos casos, afecta físicamente a las mujeres en el momento en el que se produce un embarazo y la posterior maternidad, considerándose ésta como el fin de la carrera profesional para muchas ingenieras y otras trabajadoras de diferentes ámbitos como las TIC. Pero en este ciclo también se inmiscuyen tareas como cuidar a personas mayores o enfermas que, aunque tradicionalmente han sido llevadas a cabo por mujeres, cada vez son más los hombres que se involucran en ellas así como en el disfrute de su paternidad.
Por último, me gustaría finalizar con una reflexión de Amelia Valcárcel sobre su término “el espejismo de la igualdad”. Valcárcel reflexiona y pone en cuestión la condición política globalmente aceptada en la que las mujeres y los varones vienen creyendo que los sexos poseen las mismas determinaciones y oportunidades. Para ello explica detalladamente dos extremos que limitan nuestra igualdad: la trata de mujeres para la prostitución, y el hecho que trato de exponer aquí, “la ausencia de mujeres en la élite rectora de los procesos sociales”.
Esta discriminación de élites se lleva a cabo en ámbitos como el financiero-empresarial, los medios de comunicación, el académico y del saber, el creativo y por supuesto, el religioso. Cabe destacar aquí que, aunque en el pasado -anterior legislatura socialista- la paridad en política  se convirtió en un hecho, hemos retrocedido un paso y demostrado que los avances no se llevan a cabo de manera natural sino con el impulso social y político: en el nuevo Gobierno de Rajoy más del 70% de sus miembros son hombres. Y con esto concluyo.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada