Hands

diumenge, 29 de gener de 2012

El "síndrome del nido lleno" y homenaje a Gabriel Celaya


Cuando decidía el tema para el post de hoy "el síndrome del nido lleno" he leído que es  el aniversario de la muerte del poeta Gabriel Celaya y he decidido buscar un poema que pudiera ilustrar el artículo. Espero que os guste y hagáis algún comentario. Recordad que quiero oir vuestras voces, ideas, sugerencias...Este es un espacio para compartir.


 El síndrome del nido lleno
 Este concepto va ligado al del  “síndrome del nido vacío” que la psicologia define como “ un estado transitorio” que se produce cuando los hijos se hacen mayores y se marchan de casa.  Afecta especialmente a las mujeres ya que hace que “desaparezca” gran parte del rol de madre que para algunas mujeres es el más importante de su vida. Sin embargo, también tiene aspectos positivos, pues es el momento de reencuentro contigo misma  y con tu pareja (si es el caso).
Se trata de una nueva situación que puedes y debes modelar a tu gusto y recuperar tiempo y espacio para ti.
Ültimamente  ha aparecido su contrario, “ el síndrome del nido lleno” o “efecto  boomerang”.  Se produce cuando, a los hijos que no acaban de marchar nunca se les añaden los que  retorrnan y no siempre de una forma elegida.  Las causas son diversa: divorcios y separaciones, problemas económicos derivados de la actual crisis...desempleo, imposibilidad de pagar las hipotecas y manutenciones, etc.
¿Y cómo afecta todo esto a los padres?
·         Frustración: Porque se sienten fracasados al ver que los hijos no han conseguido sus objetivos de independencia familiar.
·          Cambios en el hogar:  Tanto en lo que se refiere a espacios como a horarios como a hábitos y costumbres. No olvidemos que “el regreso” añade muchas veces la convivencia con un niño/a.
¿Cómo afecta a los hijos e hijas?
·         Cambios: Los hijos han cambiado y no están dispuestos a adoptar el rol anterior. Esto no siempre es entendido por los padres por lo que se generan conflictos de convivencia.
·          Adaptación : Dejar tu hogar propio en el que vivías con tu pareja y volver a la unidad familiar de origen necesita un periodo de adaptación por parte de todos no exento de dificultades.
En definitiva, tanto padres como hijos deben aceptar la situación como transitoria y no definitiva. Es lo más saludable para ambas partes y conviene “pactar” ante la nueva situación: responsabilidades, horarios, tareas...
Las claves para salir adelante pueden resumirse en tiempo (un año a lo sumo), libertad , respeto y paciencia.

Como diria Gabriel Celaya “Es la vida...”:
La vida que murmura. La vida abierta.
La vida sonriente y siempre inquieta.
La vida que huye volviendo la cabeza,
tentadora o quizá, sólo niña traviesa.
La vida sin más. La vida ciega
que quiere ser vivida sin mayores consecuencias,
sin hacer aspavientos, sin históricas histerias,
sin dolores trascendentes ni alegrías triunfales,
ligera, sólo ligera, sencillamente bella
o lo que así solemos llamar en la tierra.

Lucía Pastor

Què et sembla si et subscrius al bloc? Rebràs  gratuïtament  les novetats al teu correu i podràs donar-te de baixa quan vulguis. Ho pots fer des de la secció Seguidors que trobaràs al marge superior dret del bloc.Gràcies   

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada