Hands

dimarts, 24 de gener de 2012

“Si las mujeres hubiesen escrito libros, seguramente todo habría sido diferente”

   (Sigue)                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                "Hoy le toca el turno a Christine de Pisan considerada la primera escritora profesional. Un maravilloso ejemplo a seguir.

Christine de Pisan (Venecia 1364- Seine-et-Oise 1430) es considerada la primera escritora profesional en la Historia (Blanca Garí). Tras enviudar muy joven y con mucha familia a su cargo  vende lo que escribe. Así consiguió  abrirse camino en un mundo reservado a los hombres y defender a la mujer de los prejuicios a los que estaba sometida. 
Con sólo  cuatro años  se traslada a la corte parisina de Carlos V de Valois. Recibe una completa educación propiciada por  su padre y con la oposición de su madre  quien  quiere que se centre en las tareas domésticas.  Cristina será la iniciadora de la "Querella de las mujeres" movimiento de defensa de la mujer  que surge a raíz de la obra el Roman de la Rose ( Jean de Meun, 1402) donde se ataca duramente a las mujeres.  Muere en 1430 en su retiro de Poissy, a los sesenta y seis años.

Su obra abarca una treintena de trabajos, diversos géneros literarios y una temática muy variada acorde con el Humanismo: la biografía política, el amor cortés, los manuales de conducta,  la mitología , las lamentaciones por la muerte del amado,  la historia  y la condición de la mujer.  Este movimiento cultural preveyó que algunas mujeres laicas de las clases dominantes se instruyeran en los saberes que desde la época clásica, se dividían en las siete disciplinas de las artes liberales: el trivium (que comprendía la gramática, la dialéctica y la retórica, nombradas artes del lenguaje) y el quadrivium (que comprendía la geometría, la astronomía, la aritmética y la música). 
 En  La ciudad de las damas habla en nombre de todas las mujeres para defenderlas de las continuas invectivas que los hombres les dedicaban: escasa capacidad intelectual, debilidad, avaricia o infidelidad  y de hacer insoportable el matrimonio con su amargura y rencor.   Recurre a tres figuras alegóricas que se le aparecen en su estudio, Razón, Derechura y Justicia -tres virtudes laicas frente a las teologales Fe, Esperanza y Caridad-, para rehabilitar a las mujeres construyendo una ciudad.

Podemos ver la "modernidad" de Cristina cuando ya en el siglo XIV habla de un "cuarto de estudio propio"como  indispensable para el desarrollo intelectual de la mujer. En el siglo XX, Virginia Wolf sigue exigiendo  “una habitación propia”  
.
/

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada