Hands

dimarts, 8 de maig de 2012

Las mujeres machistas


Todas las mujeres, prácticamente sin excepción, hemos sido criadas dentro de una sociedad patriarcal. Algunas hemos tenido la suerte de tener padres y madres sensibilizados ante los temas de género, pero aun así no se puede evitar crecer dentro de una sociedad machista donde lo femenino es sinónimo de débil y lo masculino es igual a fortaleza.
Muchas mujeres asumen esto con naturalidad, incluso piensan que es una ridiculez, una pérdida de tiempo o completamente irrelevante ser nombradas de acuerdo a nuestro género (ya se sabe, psicólogos y psicólogas, médicos y médicas, padres y madres…).
¿Será que se avergüenzan de su condición femenina/débil? Se nos obliga a cuestionarnos la forma de nuestros cuerpos, a sentir que nunca somos lo suficientemente guapas, inteligentes o adecuadas. ¿Por eso preferimos ser invisibles que destacar nuestras incontables ‘imperfecciones’? Pero, ¿qué hay de malo en que mujeres y hombres seamos iguales y no necesitemos matarnos para demostrar nada?
También hay mujeres que piensan que es innecesaria trabajar por la reivindicación de nuestros derechos, tildándolo de innecesario.
Quizá es que ésta sigue siendo una sociedad que se niega a entender que mujeres y hombres tenemos necesidades distintas pero iguales derechos y deberes. Es una sociedad que penaliza a la mujer que disfruta y decide sobre su cuerpo y premia a los hombres por hacer lo mismo. Es una sociedad llena de mujeres criadas dentro de un sistema que todavía hoy nos convence de que es mejor insertarse en un grupo de hombres y pasar desapercibida que hacer evidencia de nuestra existencia.
Las mujeres machistas son la madre que después de aguantar décadas de violencia pretende que su hija también lo haga. Son las amigas que te dicen que eres víctima de violencia porque te gusta, porque no te sabes comportar o porque quieres serlo. Son las mujeres que prefieren ser llamadas licenciado, son las mujeres que prefieren ver un mundo redactado en masculino para no tener que recordar lo que supone ser mujer.
Son mujeres víctimas de sí mismas y de una sociedad que las educó y las forjó de esta manera. Aunque parezcan ser las enemigas de los movimientos feministas, no lo son. Es precisamente por estas mujeres que los movimientos feministas existen.


¿Qué te parece si te suscribes al blog? Recibirás gratuitamente las novedades en tu correo y podrás darte de baja cuando quieras. Lo puedes hacer desde el apartado "Seguidors" que encontrarás en el margen superior derecho del blog. ¡Muchas gracias!

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada