Hands

dimecres, 22 d’agost de 2012

Igualdad, Objetivo del Milenio lejano de cumplir


El género se refiere a los roles que se asignan a las personas por el hecho de ser hombres o mujeres y esos roles son resultado, principalmente, de un proceso social y cultural.


Los hombres y las mujeres tenemos capacidades semejantes cuya diferencia primordial es simplemente física. Sin embargo, muchas veces, a través de las expectativas que la sociedad tiene para nosotros, se abren o cierran oportunidades de desarrollo.

La equidad de género se refiere a la distribución de derechos y obligaciones, sin que haya limitaciones por el simple hecho de pertenecer a uno u otro género.

Sustentar los derechos y obligaciones independientemente del género y respetar las diferencia individuales, sería lo más justo y equitativo, en lugar de asignar roles con base en el sexo.

Sin embargo, las tradiciones influyen en la forma de educar tanto a unos como a otras, que dan por resultado inequidad y violencia, que han crecido hasta convertirse en un fenómeno universal y un problema de salud pública, que han dado como resultado grandes desigualdades entre ambos en relación al ejercicio de sus derechos.

Para combatir esto y construir una igualdad, se requiere de una conciencia y compromiso de todas y todos. La igualdad de género se logra cuando hombres y mujeres tienen el mismo poder para construir la sociedad; cuando ambos tienen los mismos derechos y responsabilidades en todos los aspectos de la vida.

Como resultado de la aprobación y adopción de diversos instrumentos internacionales para eliminar la desigualdad existente y discriminación por razones de género, se aprobó la Ley General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, que tiene por objeto regular y garantizar la igualdad, además de proponer los mecanismos institucionales hacia el cumplimiento de ésta en los ámbitos públicos y privados.

Asimismo, este instrumento jurídico busca sentar las bases para el diseño de una política nacional en materia de igualdad entre los géneros, donde las instituciones de la administración pública lleven a cabo acciones para alcanzarla.

No obstante el gran trabajo realizado, y a que esta meta esté contemplada dentro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, en la realidad es sumamente difícil, por no decir imposible, que se alcance para el año 2015, a pesar de los avances, el esfuerzo y la labor que día a día realizan hombres y mujeres por conseguir acortar la brecha que separa a ambos géneros.

Aunque conseguirlo lleve más tiempo que el establecido por la ONU, es seguro que siempre habrá mujeres que continúen trabajando en lograr acuerdos y leyes que permitan concientizar a la sociedad de que la igualdad beneficia a todos por igual.

¿Qué te parece si te suscribes al blog? Recibirás gratuitamente las novedades en tu correo y podrás darte de baja cuando quieras. Lo puedes hacer desde el apartado "Seguidors" que encontrarás en el margen superior derecho del blog
. ¡Muchas gracias!

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada